TP Abogados - Violencia Sexual contra las mujeres. Problemáticas de Género en el Derecho Penal Chileno

Violencia Sexual contra las Mujeres. Problemáticas de Género en el Derecho Penal Chileno.

A raíz del caso de ‘Martín Pradenas’, iniciamos una serie de publicaciones en torno al Derecho Penal con perspectiva de género. En esta ocasión nos referimos a los delitos que atentan contra la indemnidad y la libertad sexual tipificados en Chile, así como algunas de los problemas que enfrentan las mujeres que denuncian.

Algunos de los delitos de violencia sexual sancionados en Chile son los siguientes:

  1. Violación propia e impropia. Según la ley, se entiende por violación el acceso carnal, por vía vaginal, anal o bucal, en el caso de la persona mayor de 14 años cumpliendo alguno de los supuestos establecidos en el artículo 361 del Código Penal, esto es, utilizando fuerza o intimidación, aprovechándose de la privación de sentido o incapacidad de oponerse de la víctima o abusando de la enajenación o trastorno mental de la víctima. En el caso de la violación impropia, la víctima es una persona menor de 14 años, caso en el cual la ley no exige que concurra ninguno de estos supuestos, bastando el acceso carnal en los términos ya enunciados.
  2. Abuso sexual agravado, propio e impropio. Se castiga la acción sexual distinta del acceso carnal. En el caso de los mayores de 14 años, requiere la realización mediante alguno de los supuestos del artículo 361 del Código Penal, es decir, utilizando fuerza o intimidación, aprovechándose de la privación de sentido o incapacidad de oponerse de la víctima o abusando de la enajenación o trastorno mental de la víctima. Al igual que en la violación, no se exige ninguna de estas formas de realización en el abuso sexual impropio, esto es, cuando la persona sobreviviente es menor de 14 años.
  3. Estupro. Conducta idéntica a la violación, exigiendo que el sujeto pasivo sea mayor de 14 años y menor de 18, cumpliendo alguno de los siguientes supuestos:
    1. abuso de una anomalía o perturbación mental, aun transitoria.
    2. abuso de una relación de dependencia.
    3. abuso del grave desamparo de la víctima.
    4. engañando a la víctima abusando de su inexperiencia o ignorancia sexual.

Entre los problemas identificamos los siguientes:

  1. Tipos penales restrictivos: Los organismos internacionales recomiendan una tipificación amplia de estos delitos, debido a la gravedad de los hechos y la dificultad para probarlos. También deberían sancionarse estas conductas en todos los espacios, sin limitarse a sanciones penales.
  2. Sanciones escasas: las penas en Chile aún son débiles, además, solo un reducido número de causas se logran condenas.
  3. Falta de perspectiva de género de los operadores de justicia: Tanto jueces, como fiscales y defensores, en su mayoría carecen de formación en cuestiones de género, por lo que siguen replicando conductas y estereotipos discriminatorios en contra de las mujeres.
  4. Revictimización: Al momento de iniciar un proceso penal, las mujeres sobrevivientes de violencia sexual deben revivir los episodios un sin fin de ocasiones; además vuelven a ser violentadas al no tener acogida en las instituciones.
  5. Falta de servicios de atención: El Estado Chileno cuenta con un reducido número de servicios en casos de violencia sexual, mientras que los que existen tienen presupuesto y alcance limitado, debiendo la misma sobreviviente costear sus atenciones y terapias de reparación.
  6. Objeción de conciencia en caso de violación: Al no ser garantizada el derecho a decidir en caso de embarazado resultado de violación, se vulneran los DDHH de las mujeres y se les revictimiza nuevamente.

 

En cuanto a los aspectos procesales, se debe destacar que toda víctima o sobreviviente tiene derecho a:

  1. Recibir atención.
  2. Recibir trato digno.
  3. Denunciar el delito.
  4. Ser informada sobre sus derechos.
  5. Solicitar protección.
  6. Obtener reparación.
  7. Ser escuchada por el Fiscal o el Juez de Garantía, ante suspensión o término del procedimiento.
  8. Interponer querella a través de un abogado/a.
  9. Participar en el proceso.
  10. Reclamar si no se respetan sus derechos.

¿Cómo puede iniciar el proceso penal chileno?

Los procesos penales se pueden iniciar por denuncia ante Carabineros, Policía de Investigaciones, Ministerio Público o Tribunales Penales. Además, tanto para comenzar el proceso como dentro de un proceso ya iniciado se puede presentar una Querella, ante el Juez de Garantía.

La Denuncia puede ser verbal o escrita. No tiene formalidades especiales. Sin embargo, se recomienda aportar la mayor cantidad de detalles y antecedentes posible, haciendo una relación circunstanciada de los hechos. También puede ser útil recibir asesoría profesional antes de efectuarla.

Por otra parte, la Querella se presenta cumpliendo con las formalidades establecidas en la ley y debe tener el patrocinio de un/a abogada/o. Busca impulsar el proceso y proteger a la sobreviviente. A través de ella se pueden solicitar diligencias de investigación, pedir medidas cautelares, presentar recursos, entre otras facultades. En definitiva, otorga un rol más activo en el proceso. En tal sentido, se debe recordar que el Ministerio Público no es el representante de la víctima y, si bien tiene obligaciones hacia las sobrevivientes, su rol en el proceso penal es otro, por lo que no se encuentra obligado a actuar conforme a sus intereses. Por ello, la forma mediante la cual la ley permite que la víctima ejerza un rol más activo en el proceso e incluso llegue a sostenerlo e impulsarlo, es a través de la Querella.

En definitiva, todas estas falencias, sumadas a la naturalización de la violencia, desincentivan a las sobrevivientes de violencia a realizar las denuncias y continuar con los procesos penales. En nuestro estudio comprendemos las dificultades que enfrentan las mujeres a la hora de denunciar, por lo que ofrecemos acompañamiento y asesoría con perspectiva de género, así como la representación penal, en casos de violencia sexual contra las mujeres. Nuestro equipo está disponible para acompañarte durante todo el proceso.

Beatriz Arenas Campos
Socia.
barenas@tpabogados.cl