TP - Abogados - Cumplimiento de las Obligaciones Contractuales en el Contexto de Pandemia: ¿El Covid-19 es un Caso Fortuito?

Cumplimiento de las Obligaciones Contractuales en el Contexto de Pandemia: ¿El Covid-19 es un Caso Fortuito?

La situación actual por la propagación del brote de Covid-19 ha alterado la vida de todos. Nuestros contratos no son la excepción, puesto que muchos, en mayor o menor medida, se han visto afectados por los efectos de la Pandemia.

Ello es más patente en aquellos contratos con ejecución diferida o sostenida en el tiempo, como ocurre, por ejemplo, con los contratos de arrendamiento, de construcción, de servicios educacionales escolares o universitarios, de consumo y de prestación de servicios continuos o que se ejecutan por un tiempo prolongado.

Debemos tener presente que suscribimos nuestros contratos considerando un contexto determinado. Dicho contexto fue fuertemente alterado por el hecho impensado e inevitable consistente en la propagación del virus. A modo ejemplar, es el caso del emprendedor que arrendó un local comercial para desarrollar su negocio, pero que no ha podido utilizar el inmueble arrendado. ¿Debe seguir pagando la renta?

Dadas las consecuencias que ha traído la pandemia, en esta publicación intentaremos responder si el Coronavirus o los actos de autoridad dictados con motivo de la pandemia tienen las condiciones y cumplen los requisitos legales para eximir al deudor que incumple una obligación de origen contractual, por ser un caso fortuito o fuerza mayor.

¿Qué es un caso fortuito o fuerza mayor?

El caso fortuito o fuerza mayor está definido en el Código Civil como aquel imprevisto que no es posible resistir. Para ejemplificar, el Código señala que son casos fortuitos los naufragios y los terremotos, aunque sabemos que estos hechos, especialmente los terremotos en nuestro país, no siempre y en toda circunstancia son constitutivos de caso fortuito o fuerza mayor.

Lo anterior ocurre porque cada hecho debe evaluarse en el caso concreto, para comprobar si cumple con todos los requisitos para ser considerado caso fortuito o fuerza mayor. En tal respecto, existe consenso en que estos hechos deberán ser imprevistos, irresistibles y externos.

¿Cuál es el efecto del caso fortuito o fuerza mayor?

Cuando un hecho reviste las características de un caso fortuito o fuerza mayor, permite exonerar al deudor de su responsabilidad contractual, es decir, lo exime de cumplir su obligación. Ello podría tener como consecuencia que esta obligación se suspenda o se extinga definitivamente, según el caso.

Entonces, ¿qué ocurre con los efectos del Covid-19 en nuestros contratos?

Dijimos que el caso fortuito o fuerza mayor y sus requisitos deben examinarse en el caso concreto de la obligación del deudor. Por ejemplo, se tendrá que estudiar si la obligación de pagar la renta o de prestar un servicio se hizo totalmente imposible por la contingencia sanitaria.

Sin perjuicio de que la contingencia está actualmente en desarrollo y todavía no existen fallos relevantes de nuestros Tribunales, a priori no debiese haber mayor discusión en cuanto a que el Covid-19 es un hecho imprevisto y externo.

Por tanto, el grueso de la discusión se dará en torno a la irresistibilidad, es decir, si el Coronavirus hizo total y completamente imposible cumplir una obligación contractual específica.

En tal sentido, no habrá caso fortuito o fuerza mayor cuando la contingencia sanitaria solo haya hecho más difícil o más costoso cumplir con una obligación. Ello será especialmente relevante cuando hablemos de obligaciones que consisten en pagar una suma de dinero, puesto que se sostendrá que siempre habrá alguna manera de cumplir este tipo de obligaciones, ya que el dinero no se ha extinguido, a pesar de que cumplirlas sea más costoso para el deudor, por los problemas económicos que está sufriendo.

Sin perjuicio de lo anterior, todos estos supuestos deben analizarse caso a caso, por lo que nuestra recomendación es revisar sus contratos. En primer lugar, el mismo contrato podría contener una cláusula que interprete qué entienden las partes por caso fortuito o fuerza mayor. A su vez, el estudio detallado del contrato podría permitir argumentar que el covid-19 si ha operado como eximente de la obligación específica que usted no puede ejecutar.

¿Qué ocurre si el Coronavirus no cumple todos los requisitos para ser considerado un caso fortuito o fuerza mayor?

En el evento de que el Covid-19 o los actos de autoridad motivados por la pandemia no cumplan todos los requisitos legales para eximirle de una obligación contractual, existen otras alternativas que podrían ser útiles para abordar el problema.

A modo ejemplar, se ha discutido sobre aquellos casos en que el cumplimiento de una obligación no es imposible, pero se hace considerablemente más costosa, así como también se ha abordado el problema de aquellos eventos en que ha disminuido sustancialmente el beneficio reportado a cambio de la obligación.

Este último podría ser el caso de un arrendamiento de un local comercial, cuando el arrendatario deba seguir pagando la renta mientras la prestación otorgada a cambio no le reporta utilidad alguna, ya que no puede abrir el local arrendado.

En definitiva, en todos estos casos recomendamos que se realice una revisión de su contrato, ya sea para explorar alternativas judiciales y/o salidas extrajudiciales negociadas con sus acreedores o deudores.

José Daniel Piña
Socio Fundador.
dpina@tpabogados.cl